Una Citroën Berlingo y Tres formas de hacerte con ella

Una Citroën Berlingo y Tres formas de hacerte con ella

Existen vehículos diseñados para cubrir las necesidades de Empresas y Autónomos que requieren mayor espacio y equipamiento sin que esto represente un esfuerzo económico superior, como es la Citroën Berlingo por su característica de vehículo comercial que incluye prestaciones de turismo. Su precio en concesionario oscila entre los 9.500 € y los 10.500€, dependiendo de la versión, la potencia y el año de lanzamiento, así como los extras adicionales que se quieran añadir.

Por añadir más detalle al coste real de este vehículo, los cálculos básicos deben incluir:

–         Consumo Real y  precio medio del carburante

–         El coste de las revisiones mecánicas

–         La periodicidad con la que debe cambiar el aceite y los filtros

–         El cambio de los neumáticos

–         El seguro anual

–         Los impuestos de circulación

–         Otros detalles: Multas, averías, ITV,

Renting2-1

Costes que se añaden al desembolso realizado por el vehículo; lo que hace que muchos empresarios y autónomos se muestren reticentes a la hora de adquirir este u otro coche, a pesar de ser necesarios para su actividad profesional.

¿Qué alternativas se presentan para evitar tal dispendio?

Fundamentalmente dos. La primera de ellas, es evitar la compra y realizar un renting, y la segunda de ellas es comprar un coche de segunda mano.

Para analizar el coste que supondría adquirir este coche en renting, hemos seleccionado tres de las principales empresas de renting de nuestro país, Arval Renting, Northgate LeasePlan Go Caixa Renting.

La principal diferencia que se puede observar además del coste anual en las condiciones del renting, que a pesar de ser para 48 meses en los tres casos, los kilómetros difieren y van a afectar a la cuota si se superan.

Además, tanto en Arval Renting como en Lease Plan Go, se pude apreciar la disminución de la cuota al realizar una aportación Inicial de 1.129€.

Optar por una empresa de renting como alternativa para disponer de un vehículo, permite controlar perfectamente el presupuesto destinado a esta partida. Sin gastos de seguro, mantenimiento, ITV, reparaciones,….todo va incluido en la cuota mensual. Incluso es posible llegar a un acuerdo respecto a la gasolina con la empresa de renting para que el gasto esté aún más controlado.

Renting2-3

 

Por otro lado, para quienes una vez terminado el renting, quieran adquirir el vehículo proveniente de renting, o simplemente no terminen confiar en esta alternativa, tanto Leaseplan Go, es posible adquirir el vehículo de ocasión por un precio bastante menor.

Revisados a fondo; comprar coches de segunda mano provenientes de renting es una compra inteligente. Un único dueño, todas las revisiones realizadas en talleres de total garantía, control sobre el kilometraje,…y todo ello a un precio muy sugerente.

De hecho, si lo que sucede es que se ha realizado un contrato renting y posteriormente se quiere adquirir el vehículo en propiedad (la opción a compra no está incluida en los contratos de renting), desde Arval Ocasión, se pueden reservar los vehículos que aún están en renting.

5 Comentarios

Deja tu comentario