El seguro del hogar

El seguro del hogar

La contratación del seguro para la vivienda puede resultar fundamental para que las personas puedan tener una seguridad mayor ante algún accidente que se puede llegar a sufrir, como puede ser un robo, un incendio o cualquier otro siniestro que nadie quiere tener nunca. Para no equivocarse y darse de alta ante la mejor posibilidad es necesario conocer en profundidad todo lo que ofrecen los seguros de las viviendas.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que se considera vivienda dentro del contrato de la gran mayoría de las aseguradoras al hogar en sí mismo con la construcción y las instalaciones que incluyen los siguientes elementos. En este caso hay que pensar en los siguientes aspectos.

Seguros

La construcción y todo lo inherente al inmueble. Esto se refiere a los cimientos, las estructuras que pueden ser las paredes, las vigas, los pilares y los suelos. Además, también se incluyen en este rubro las ventanas, los techos y las fachadas.

Los garajes, plazas de aparcamiento, trasteros y otros lugares adosados que formen parte de la vivienda son tenidos en cuenta por todas las empresas que se dedican a proteger el bienestar de las familias.

No obstante, se cuentan las piscinas e instalaciones recreativas o deportivas, árboles, vallados, muros de separación o contención. Todos ellos deben estar dentro de los límites que formen parte de la parcela perteneciente a la vivienda.

Por otra parte, se encuentran las instalaciones fijas como pueden ser el sistema eléctrico o solar, las cañerías de agua y gas, los sistemas de calefacción o refrigeración, las antenas fijas y todos los elementos fijos para que los sistemas puedan funcionar como pueden ser los radiadores, las calderas, entre otros.

Por último están todos aquellos elementos que sean decorativos. Estos pueden ser moquetas, parqué, persianas, toldos, aparatos o instalaciones de seguridad y armarios empotrados.

Sin Comentarios

Deja tu comentario