Me han robado la moto ¿Qué puedo hacer?

Me han robado la moto ¿Qué puedo hacer?

La moto es un vehículo de transporte práctico bastante popular entre los jóvenes hoy en día. En España, el parque de motos representa el 10% del parque total de vehículos; Barcelona es la ciudad que cuenta con un mayor número de motos y es la segunda de Europa. Por ser un vehículo pequeño, siempre está sujeto a que los ladrones quieran sustraerla valiéndose de herramientas y otras artimañas, sobre todo en la época de verano donde las motos son los mejores medios de transporte.

Las marcas de motos que son más buscadas por los amigos de lo ajeno son Honda y Yamaha, sobre todo los modelos Scoopy y T-Max. Tantos han sido los robos de estas motos que la marca Honda trabaja en coordinación con la policía para intentar reducir estas sustracciones. Pero, ¿Qué métodos de robo existen? ¿Cómo prevenir el robo? ¿Qué hacer si ocurre el robo? Son preguntas que todo propietario de moto se hace y a las cuales daremos respuesta a continuación.

Métodos de robo de motos

El método más usado por los ladrones es sustraer la moto en una furgoneta, y lo realizan entre dos o más personas. Inmediatamente después la llevan a algún taller situado en las afueras de las ciudades, para desmantelarla y luego negociar sus partes en España y en otros países como Marruecos, Rumania y Bulgaria. También suelen esconder las motos robadas en garajes privados. Las bandas que roban motos falsean el chasis y buscan compradores negociándolos en los mercados negros.

Las motos preferidas por los ladrones son las de gran cilindrada, y de modelos deportivos. Para obtener más información de marcas y modelos de motos, visita todomotos.com

Pasos después del robo de la moto

–          Ir al depósito municipal: Antes de pensar que nos han robado la moto, es imprescindible comprobar no está recluida en el depósito municipal. Hay ocasiones en las que por estar mal estacionado o en un lugar prohibido, la grúa se lleva la moto. Entonces antes de desesperarse, hay que verificar en el registro del depósito, a veces la actualización de la base de datos de las matriculas de las motos demoran unas horas por lo que hay que insistir más de una vez.

–          Poner la denuncia: Si comprobamos que no está en el depósito municipal, debemos actuar rápido e ir inmediatamente a poner la denuncia en la Policía Nacional. Debemos brindar toda la información necesaria como número de matrícula, número de bastidor,  marca, modelo, color y cualquier otra característica especial de la moto. También es importante brindar la hora exacta y lugar del robo.

–          Dar parte al seguro: Una vez hecha la denuncia, es importante llevar el documento de denuncia de sustracción a la compañía de seguros en un plazo de 24 horas.

 Luego no queda más que esperar que la Policía Nacional lo encuentre, tenemos que ir constantemente a averiguar ya que muchas veces las motos se quedan en el depósito municipal por no ser reclamadas por los propietarios. Si después de unos días la moto no aparece, debemos darla de baja temporal en tráfico y en el ayuntamiento. Para realizar este trámite es necesario presentar un formulario y documentos como permiso de circulación, ficha de inspección técnica y denuncia del robo.

Además de la baja temporal, es importante revisar el tipo de seguro que contratamos para la moto. Hay seguros que solo cubren daños, o intentos fallidos de robo que tengan como consecuencia un mal funcionamiento.

Cómo prevenir y evitar el robo

Existe el dicho que más vale prevenir que lamentar, y en este caso hay que tomarlo en cuenta. Debemos siempre procurar ser cuidadosos y recurrir a los métodos de seguridad que tengamos a nuestro alcance, y con más ahínco en los primeros meses de compra de la moto, ya que los ladrones están al acecho de motos nuevas y deportivas.

Estas son algunas recomendaciones para evitar el robo de la moto:

–          Estacionar la moto en sitios con buena iluminación (por ejemplo calles principales)

–          Combinar el bloqueo de manillar con sistemas de alarma. También es recomendable asegurar la moto con una cadena al mobiliario urbano fijo más cercano.

–          Colocar un localizador GPS, aunque es posible que la señal no sea exacta cuando se está en algún lugar subterráneo.

–          Nunca dejar los documentos de propiedad o registro dentro de la moto.

Sin Comentarios

Deja tu comentario