La mejor oferta de seguros está en Génesis

La mejor oferta de seguros está en Génesis

A todos nos suena la marca Génesis al menos por su divertida mascota, un erizo al que hemos visto ya en numerosos anuncios televisivos. Pero más allá de su publicidad llamativa, encontramos una compañía con las mejores ofertas en seguros de vida, de vehículo o de hogar. Hoy os mostramos sus ventajas más interesantes.

Para empezar, sin tener que renunciar a las mejores coberturas en cada uno de los tipos mencionados, podremos obtener descuentos de hasta un cuarenta por ciento en nuestra póliza, y bonificaciones posteriores que pueden alcanzar un sesenta y cinco por ciento del total. Sin duda de trata de un aspecto que puede llevarnos a considerar muy seriamente el cambio a Génesis; hoy en día, cualquier euro que nos quede en el bolsillo puede ser una alegría a final de mes.

En lo referente a los seguros de vida, necesidades tan inevitables como el sepelio, las indemnizaciones por accidente, por invalidez o por enfermedades graves se hallan cubiertas, con mayor o menor grado de importe en función de la opción que escojamos. Gracias a Génesis, tendremos la tranquilidad de cubrir estos imprevistos de forma completa y garantizar el bienestar de nuestra familia.

El seguro de coche de Génesis nos garantiza un vehículo completamente nuevo si el nuestro queda en siniestro total, además de la gestión de multas de tráfico sin coste adicional alguno. Si nos quedamos “tirados” en la carretera, nuestra póliza nos garantiza asistencia desde el kilómetro cero, a cualquier hora.

Por último, los seguros de hogar nos cubren también, además de lo habitual, gastos imprevistos pero importantes, como pueden ser la reposición de llaves o el uso fraudulento de una tarjeta de crédito tras su sustracción. Nuestro hogar puede quedar asegurado a valor de reconstrucción, sin caer en la depreciación de los contenidos.

Si quieres conocer de primera mano el ahorro de Génesis, entra en su página web y calcula cada uno de los seguros en su simulador correspondiente.

Sin Comentarios

Deja tu comentario